Skip to Content

¿Qué es la microftalmia?

La microftalmia es una anomalía ocular en la que uno o ambos globos oculares, tienen un tamaño inusualmente pequeño.

Las personas con microftalmia pueden sufrir de otros defectos de nacimiento ya que la microftalmia es una mutación congénita. Referencia Genética Casera (Genetics Home Reference) afirma que entre un tercio y la mitad de las personas con microftalmia, sufre de esta anomalía como parte de un síndrome (conjunto de defectos congénitos asociados).

¿Cómo se diagnostica la microftalmia?

La microftalmia se diagnostica poco después del parto cuando los padres y el pediatra notan que uno o ambos ojos son anormalmente pequeños. Para confirmar el diagnóstico, se pueden medir los ojos.

¿Existen tratamientos para la microftalmia?

La microftalmia no tiene cura; sin embargo, si su hijo tiene microftalmia severa (la cual se presenta con muy poco tejido ocular) se recomienda la utilización de “conformadores” oculares (estructuras de plástico o acrílicos biocompatibles), que se colocan en la órbita ocular para ayudar a dar soporte al rostro, y estimular el desarrollo y crecimiento de la órbita ocular y de los huesos faciales; los conformadores tienen también fines cosméticos. Los conformadores se cambian a un tamaño más grande cada unas cuantas semanas durante los dos primeros años de vida del niño, estimulando así el crecimiento de la órbita ocular junto con el rápido crecimiento facial. Aproximadamente a los dos años de edad, se pueden insertar prótesis oculares (ojos artificiales pintados), los cuales se cambian con mucha menos frecuencia.

Si su hijo tiene algo de visión en el ojo microftálmico, se puede utilizar un parche sobre el otro ojo para fortalecer la visión del ojo microftálmico.

¿Cómo describiría Ud. la vista de alguien con microftalmia y cómo afectará a mi hijo?

Si su hijo tiene microftalmia en un ojo y tiene buena visión en el otro, técnicamente no tendrá “baja visión”. No obstante, la visión disminuida o la ausencia de visión en un ojo, puede afectar la forma en que su hijo se desempeñe. A algunos niños les resulta difícil leer el pizarrón o agarrar una pelota que le hayan tirado, y muchos de ellos tienen dificultades con la percepción de profundidad.

Si la microftalmia está presente en ambos ojos, la visión de su hijo puede oscilar de buena a muy mala. El maestro de estudiantes con deficiencia visual de su hijo debe realizar una Evaluación Funcional de la Vista para determinar cómo su hijo usa la visión que le queda y una Evaluación de Medios de Aprendizaje para determinar cuáles sentidos utiliza principalmente su hijo para obtener información de su entorno. Estas evaluaciones, junto con una Evaluación de Orientación y Movilidad realizada por un especialista en movilidad, le brindarán al equipo la información necesaria para que puedan hacer recomendaciones específicas, con el fin de que su hijo pueda acceder a su medio ambiente y a materiales de aprendizaje de una forma más eficaz.

Probablemente se entere de que su hijo tiene dificultades para reconocer caras y expresiones faciales, acceder a información desde cierta distancia, identificar pequeñas imágenes o letras en papel o para transportarse con seguridad. Si este es el caso, su hijo puede beneficiarse de capacitación para transportarse/desplazarse impartida por un especialista en movilidad; se puede beneficiar también de un mayor contraste del entorno, mayor contraste de la letra impresa mediante el uso de un CCTV o de un sistema de ampliación de pantalla y de una mayor iluminación del espacio interior y de mayor cantidad de luz dirigida. Su hijo también puede beneficiarse de la utilización de la tecnología asistencial para leer, escribir, usar la computadora y acceder a información con mayor facilidad; y para utilizar técnicas y adaptaciones adicionales, con el fin de realizar actividades con su visión limitada.

A su hijo también se le puede enseñar a desempeñar diferentes tareas sin utilizar el sentido de la vista. El maestro de estudiantes con dificiencia visual le puede enseñar a su hijo braille, le puede enseñar a usar un sistema de lector de pantalla para que pueda usar la computadora, y otras técnicas que le ayudarán a desempeñar habilidades de la vida cotidiana y funciones académicas.

Recursos para las familias de niños con microftalmia