Skip to Content

John Donne escribió la célebre frase: “Ningún hombre es una isla”. Enfocando esta idea en el tema de la carrera de su hijo, podemos citar el plan didáctico de CareerConnect de la Fundación Estadounidense del Ciego, Hábitos de trabajo positivos, “Un ambiente de trabajo es casi siempre un ambiente de equipo. Llevarse bien con los demás y poner cada uno de su parte es imprescindible. En la mayoría de los casos, un empleado que no trabaja bien con los demás, o que de forma continua decepciona al equipo, será reemplazado”.

Para prepararse para el éxito en los equipos de trabajo, su hijo tendrá que aprender los Hábitos de trabajo positivos que promueven la responsabilidad y el trabajo en equipo, las habilidades de comunicación que promueven el hablar y escuchar de forma respetuosa y cómo desenvolverse para obtener ayuda.

Su hijo también tendrá que determinar las habilidades o fortalezas que puede aportar a cada grupo y a cada proyecto de grupo. La mejor manera de convertirse en un buen miembro del equipo es practicar.

Ideas que fomentan la colaboración:

  • En lugar de asignar tareas individuales a sus hijos, asigne algunos o todos los quehaceres para que sean realizados en equipo por los hermanos.
  • Jueguen juegos de equipo en familia.
  • Incluya a sus hijos en la preparación de la cena asignándoles tareas.
  • Proporcione materiales que fomenten la participación en actividades de grupo informales con los amigos de su hijo. Algunos ejemplos pueden ser, materiales para un proyecto conjunto de construcción o de arte, o para una banda musical.
  • Anime a su hijo a participar en un deporte de equipo.
  • Toda su familia puede unirse en un esfuerzo voluntario de grupo.
  • Promueva discusiones de grupo en las comidas y durante todo el día.
  • Planifiquen juntos las vacaciones, días para la familia, o actividades familiares.
  • Resuelvan los problemas de relaciones u otros como familia.
  • Divida la lista de la compra y permita que su niño busque algunos de los artículos.
  • Aliente a su hijo a ser un miembro activo de su equipo del programa educativo individualizado (IEP, por sus siglas en inglés).

A medida que usted expone cada vez más a su hijo al trabajo en grupo, tanto dentro de su familia como en la comunidad, converse con él sobre los beneficios de aprender a colaborar. Hablen sobre los hábitos de trabajo positivos que está adquiriendo. Charlen sobre las fortalezas y deficiencias de comunicación que usted note. Explíquele paso a paso el proceso de cómo desenvolverse para obtener ayuda. Dele a su hijo oportunidades para evaluar sus habilidades y talentos.

No dude en decirle a su hijo lo que usted está aprendiendo a través de la colaboración y cómo se está esforzando para mejorar en los aspectos de la colaboración que representan un desafío para usted a nivel personal.