Skip to Content

El día de la reunión del Programa de Educación Individualizado (IEP), ten en cuenta los siguientes puntos:

  • Llega a tiempo. Si no puedes, comunica a la escuela cuándo pueden esperarte o pide que se reprograme la reunión.
  • Piensa en la posibilidad de pedirle a tu esposo, compañero, amigo muy cercano de la familia, pariente o un padre que defienda los derechos de los niños, que te acompañe para darte apoyo y tomar notas, a fin de que puedas hacer comparaciones posteriores.
  • Lleva un bloc de papel y una lapicera, más las notas que hayas preparado para la reunión.
  • Comparte tus ideas y la información con tu hijo.
  • Haz preguntas cuando no entiendas algo.
  • Lleva una copia del IEP anterior y/o copias de las evaluaciones de tu hijo que quizás se analicen en la reunión.
  • Lleva copias de artículos, libros o referencias que sugieras como relevantes al tema de debate y comparte ese material con el equipo del IEP.
  • Sé cortés pero firme en la reunión. No seas reacia a ofrecer tus sugerencias ni dudes en cuanto a mantener tu punto de vista, aunque los demás no estén de acuerdo. Explica las razones por las que crees que algo es importante para tu hijo.
  • Escucha a los que no estén de acuerdo y trata de pensar con calma en los pros y los contras de su punto de vista. Estar a la defensiva o reaccionar en forma emotiva no es una manera eficaz de persuadir a los otros para que acepten tu perspectiva.
  • Explica tus ideas con claridad y proporciona los fundamentos y cualquier documentación que tengas para respaldarlas. Pueden ser recomendaciones educativas o de otro tipo, tomadas de las evaluaciones de tu hijo o informaciones dadas por expertos sobre el tema.
  • Escucha atentamente a los otros miembros del equipo y sus ideas sobre tu hijo. Toma notas si quieres compartir la información con otros miembros de la familia después de la reunión. Pon fecha a tus apuntes y trata de guardarlos juntos.
  • Sé realista acerca de las habilidades de tu hijo. Trabaja con el equipo del IEP para determinar la ubicación más adecuada a sus necesidades educativas.
  • Trabaja con el equipo del IEP para mantener un alto nivel de expectativas con respecto a su capacidad para aprender. En general, los niños responden con frecuencia a lo que los demás esperan, de modo que esa posición probablemente le sea útil.
  • Aun cuando tu hijo esté en los primeros grados de la escuela primaria, no es demasiado temprano para preguntar acerca de las distintas clases de diplomas de escuela secundaria que tu estado otorga y qué puedes hacer para ayudar a tu hijo a trabajar en pro de los objetivos que tienes para él después de tales estudios.
  • Si no estás de acuerdo con algo dicho en la reunión del IEP, expresa tu opinión en una forma constructiva. Explica por qué tienes otro punto de vista y sugiere posibles alternativas a cualquier acción propuesta con la que discrepes.
  • El IEP se escribirá en la reunión por lo tanto controla que te den una copia del documento para tu archivo.

Tomado de Guía de educación especial para padres de niños con discapacidad visual, dirigida por Susan LaVenture.