Como adolescente que avanza hacia la edad adulta, tu hijo necesita desarrollar una independencia cada vez mayor en todos los aspectos de su vida y para él, eso incluye la autonomía para completar sus tareas escolares. Tener los materiales apropiados y las herramientas que necesita para cumplir con sus deberes por sí mismo es esencial para él, tanto como persona autosuficiente, como para su éxito académico.

A medida que tu hijo progresa en los cursos medios y luego en los superiores de la escuela secundaria, sus tareas se vuelven cada vez más complicadas. Va a estarse manejando con una cantidad de materias diferentes, cada una con otro profesor. Y como los temas se complican, la lectura y otros materiales que necesita para dominarlos tienden a volverse más largos y complejos y con frecuencia, contienen más símbolos, gráficos y cuadros de matemáticas y ciencias que tienen componentes estrictamente visuales y pueden requerir adaptación para alguien que es ciego o tiene baja visión. Por lo tanto, puede ser un desafío asegurar su acceso a todo el currículo—es decir, a los materiales y métodos que sus profesores de educación general usan para la enseñanza en el aula.

El maestro de estudiantes con discapacidad visual de tu hijo necesitará trabajar en estrecho contacto con los profesores de la clase para estar seguro de que tenga acceso a los mismos elementos, actividades e información que sus compañeros y al mismo tiempo que ellos, a fin de brindarle las mismas oportunidades que a sus pares para aprender sobre esa base. Conseguir que esto se haga en el momento oportuno, sin embargo, requiere la cooperación y la comunicación entre todos las partes involucradas.

Además, tú y tu hijo van a tener que trabajar junto con los profesores del aula para asegurarse de que ellos tengan las mismas expectativas que tú con respecto a su éxito académico. Si quiere ir a la universidad, va a tener que completar como mínimo, el currículo esencial estándar de la escuela secundaria, que incluye las siguientes áreas de materias:

  • Inglés —4 años
  • Matemáticas—de 3 a 4 años
  • Historia—2 años
  • Estudios sociales—2 años
  • Ciencias—de 2 a 3 años
  • Idioma extranjero—2 años

Cada una de estas áreas se puede adaptar para estudiantes con discapacidad visual.

Lectura

Salvo que existan circunstancias especiales, en este punto de su educación, tu hijo ya domina los fundamentos de la lectura. En sus clases de inglés, es muy probable que estén leyendo novelas, obras de teatro y cuentos cortos de distintos géneros. También tendrá que leer cosas para las otras clases. Los materiales que necesita con este fin pueden estar disponibles en diversos formatos, entre los que se incluyen:

  • letra impresa común
  • letra impresa común con uso de dispositivos ópticos
  • macrotipos
  • braille
  • formato de audio, que se reproduce en un aparato especial para CDs, su computadora, o su anotador portátil o asistente digital personal (PDA)
  • formato electrónico que se puede usar en su computadora como texto con letras de mayor tamaño, con una salida braille o auditiva

(Para tener más información, ver las secciones Visión general de medios alternativos y Tecnología.)

Algunos adolescentes prefieren tener los libros y otros materiales que necesitan leer en más de un formato, de modo que puedan elegir la opción a usar en un momento dado. Por ejemplo, es posible que tu hijo con baja visión lea un libro en letra impresa estándar cuando usa un circuito cerrado de televisión (CCTV), conocido también como lupa TV. Su velocidad de lectura con este método puede ser de 100 palabras por minuto, lo que es significativamente menor que la del resto de sus compañeros. Por lo tanto, quizás elija escuchar el libro en un CD en lugar del otro sistema, a fin de poder avanzar más rápidamente con esa tarea. Luego, puede usar su CCTV para leer la hoja de ejercicios que tiene que completar sobre la base del libro que acaba de leer.

Es importante tener en cuenta que escuchar el material y leerlo uno mismo, ya sea en letra estándar o en braille, no es lo mismo—se requieren dos tipos distintos de destrezas. Siempre que tu hijo tenga un cimiento sólido en cuanto a la lectura, escuchar puede ser un suplemento excelente. Sin embargo, si sólo cuenta con escuchar para tener acceso a la información que existe escrita, y no puede leer ni la letra impresa común ni braille, entonces va a estar limitado cuando llegue a tareas cotidianas cruciales que requieren estar alfabetizado, tales como leer en forma autónoma una solicitud de empleo, su estado de cuenta del banco o las indicaciones en un frasco de medicina.

Escribir

Para cuando están en la escuela secundaria, la mayoría de los adolescentes domina los fundamentos de la escritura y están aprendiendo a refinar su forma de redactar en clases tales como Composición en Inglés. También tienen que usar este medio cuando completan tareas para todas sus otras clases. Tu hijo con discapacidad visual tiene varias opciones a las que puede recurrir cuando escribe, tanto para su propio uso como para las tareas. Esto incluye escribir:

  • con lápiz y papel (puede usar hojas con los renglones en trazo grueso y un marcador oscuro)
  • en braille
  • en una computadora, que permite al usuario imprimir lo que está escrito, ya sea en letras estándar o en braille, así como compartir la información en forma electrónica
  • en un anotador portátil o PDA, con un teclado braille o el QWERTY estándar, que se puede conectar a una computadora para imprimir o compartir la información.

La mayoría de la gente utiliza diversas formas de escribir. Con toda probabilidad tú usas tanto bolígrafo y papel, como una computadora en forma habitual. Puedes tener un PDA que también utilices. Como tú, tu hijo adolescente necesita ser muy competente en diversas formas de escritura, de modo que pueda usar el método que sea mejor para él con respecto a una tarea dada.

Matemáticas y ciencias

Para muchos adolescentes con discapacidad visual, las clases de matemáticas y ciencia les plantean los mayores retos porque gran parte de la información se presenta visualmente, pues se usan cuadros, gráficos, símbolos y fórmulas. A pesar de los desafíos, es importante que tu hijo se dé cuenta de que una persona con discapacidad visual puede tener éxito en aprender esas materias y que algunos alcanzan grandes logros en tales carreras (ver por ejemplo, “La ciencia es oro: Entrevistas a cuatro científicos que son discapacitados visuales” y el sitio web CareerConnect de la AFB).

Aquí te ofrecemos algunos de los métodos que se usan para hacer que las matemáticas y las ciencias sean accesibles a tu estudiante con discapacidad visual:

  • Tu hijo tendrá oportunidad de entender los conceptos de matemáticas y ciencias más a fondo si el maestro de estudiantes con discapacidad visual le proporciona una síntesis con anticipación. La responsabilidad de enseñárselos recae en los profesores de matemáticas o ciencias; sin embargo, el maestro especial puede encontrar necesario presentarle antes el material y las nociones que posiblemente se ofrezcan en forma visual en el aula, de modo que pueda entenderlos mejor cuando se dicte la clase a todos los estudiantes.
  • El maestro de estudiantes con discapacidad visual es responsable de preparar gráficos táctiles (representaciones de ilustraciones y otros datos visuales para que tu hijo pueda tocarlos) o imágenes visuales simplificadas o ampliadas, de materiales tales como cuadros y gráficos. Puede ser que tenga un auxiliar que se dedique específicamente a la adaptación de ilustraciones. Como se dijo antes, ambos van a tener que trabajar en estrecho contacto con el profesor de la clase para desarrollar un sistema de comunicación y transmisión de los textos que la clase va a utilizar, a fin de que los reciban con tiempo suficiente como para preparar las adaptaciones.
  • El ábaco es un instrumento para el cálculo de problemas matemáticos, incluidas la suma, resta, multiplicación, división, decimales y fracciones. En el caso de un estudiante que es ciego, puede cumplir la misma función que el bolígrafo y el papel y debería ser uno de los dispositivos auxiliares que tu hijo tenga en su “caja personal de herramientas” opcionales para usarlas al completar tareas de matemáticas. El maestro de estudiantes con discapacidad visual puede enseñarle cómo se utiliza, si es que todavía no lo hace con eficacia.
  • El Dr. Abraham Nemeth inventó un código especial braille—que lleva su nombre. Era ciego y necesitaba una forma de anotar en altorrelieve las ecuaciones matemáticas. Si tu hijo lee braille, el maestro especial le enseñará los nuevos símbolos de este código a medida que los necesite para el tema que está aprendiendo. Además, va a tener la responsabilidad de prepararle las tareas y otros materiales para la clase de matemáticas con el código Nemeth.
  • Hay diversas herramientas que tu hijo puede usar como ayuda para completar su trabajo en matemáticas y ciencias. En cuanto a la primera, resulta positivo emplear un tablero de corcho con chinchetas y bandas de goma para hacer el gráfico de las ecuaciones, o puede usar una calculadora científica parlante para hacer los cálculos. En ciencias, se utiliza una balanza parlante, un tubo de ensayo y un vaso de precipitación con números en macrotipo, o un microscopio enganchado a su CCTV para ver las muestras. El maestro de estudiantes con discapacidad visual puede llevar los instrumentos apropiados para que el currículo le sea más accesible a tu hijo, cuando reciba información del maestro de la clase acerca de lo que va a suceder en las próximas lecciones.
  • Puede ser que tu hijo adolescente necesite trabajar en colaboración con un compañero o un grupo pequeño en algunos aspectos de la clase de ciencias, si éstos se refieren estrictamente a elementos visuales o si hacer algo solo implica riesgos. Si trabaja con otros, pueden ayudarlo a participar en la actividad y proporcionarle la información que necesita para completar la tarea. Como las actividades de laboratorio de ciencias se hacen con frecuencia con compañeros, esto no debería plantear ningún problema.

Geografía e historia

Para la mayoría de los adolescentes con discapacidad visual, la parte de estas materias que les presenta un desafío es la de los mapas, que se usan mucho. El maestro de estudiantes con discapacidad visual tendrá que proporcionárselos en un formato accesible a tu hijo—ya sea como gráficos táctiles con marcas en relieve o como representaciones visuales ampliadas o simplificadas. Es importante que tu muchacho tenga práctica en el aprendizaje de la lectura de mapas u otros materiales similares, como gráficos circulares o de pastel, de barras y cronogramas, de modo que pueda usar la información que proporcionan al completar sus tareas.

El maestro de estudiantes con discapacidad visual podría también proporcionarle modelos para ayudarle a captar los conceptos. Por ejemplo, podría traer uno de un volcán para que tu hijo pudiera entender mejor la ubicación de los cráteres o cómo fluye la lava. Si la clase está estudiando un acontecimiento histórico, el uso de objetos reales puede facilitarle una mejor comprensión de los conceptos.

Va a ser necesario que el maestro especial, el profesor de la clase y tu hijo trabajen juntos para determinar qué adaptaciones necesita este último para acceder al currículo de geografía e historia. El profesor puede mostrar vídeos sobre diversas poblaciones o guerras durante las horas de clase. Si no se dispone de versiones con audiodescripción, tendrán que darle las explicaciones necesarias. El maestro de estudiantes con discapacidad visual puede trabajar con el profesor de la clase o con algunos de los compañeros de tu hijo para ayudarles a entender cómo pueden describirle mejor el material visual.

Share