Nickie Coby, que acaba de terminar su segundo año en la Universidad de St. Catherine en St. Paul (Minnesota), usa la tecnología en todo su alcance en su vida académica, pero subrayó que para un estudiante que es ciego tiene un papel vital extremo en el contexto social. Con su computadora provista del lector de pantalla Window-Eyes y el programa de OCR (reconocimiento óptico de caracteres) Kurzweil 1000, puede investigar, escribir documentos, acceder a los libros de texto, etc., pero dijo que también es un vínculo importante con los demás estudiantes.


Nickie y su perro Julio

Nickie y su perro Julio, sentados fuera, en una cafetería, mientras lee en su BrailleNote


“No puedo escribir un mensaje en una pizarra en la puerta de mi dormitorio,” explicó, “o ver que alguna otra persona lo haya hecho en la suya, pero puedo enviar uno y averiguar si alguien en mi zona quiere hacer algo.” Usa tanto el MSN como el AOL para los mensajes instantáneos y los aspectos de voz y texto del Skype. Tiene un blog en LiveJournal y usa FeceBook, pero le resulta complicado navegar con su lector de pantalla.

Cuando se trata de aparatos portátiles, Nickie parece estar totalmente enganchada. Con su libro Book Port Daisy/reproductor de MP3, lee textos escaneados con el Kurzweil 1000 y libros de Bookshare.org y Audible.com. Con su BrailleNote PDA (asistente digital personal), baja los periódicos Pioneer Press o New York Times para leer mientras está en una cafetería.

El dispositivo del que está enamorada en este momento es su teléfono celular Motorota Q, provisto del lector de pantalla Mobile Speak Smartphone. Con él, tiene una forma rápida de anotar algo y aprovecha plenamente las funciones de Calendario y de Tareas. Desde la perspectiva de un estudiante, lo mejor es la capacidad de enviar y recibir mensajes de texto. “Creo que es igual de importante tener acceso a la vida social como a la académica,” dijo, “y es genial ser capaz de enviar mensajes de texto a los amigos si estoy en otra parte tomando un café, para ver si pueden compartir ese momento conmigo.”

Es también su conciencia del entorno social lo que hace que Nickie se alegre de ser una lectora fluida de braille. Si está en un lugar público, rara vez usa sus auriculares para leer. Lee libros de Web-Braille o periódicos de Newsline en su BrailleNote mPower, de modo que si cerca de ella tiene lugar una conversación en la que quiere participar, no se la pierde.

Esta nota apareció por primera vez en “Seguir en curso: Entrevistas con estudiantes que son ciegos,” por Deborah Kendrick, AccessWorld®, julio de 2007.

Share